Los niƱos y el COVID-19

Los investigadores aún están aprendiendo sobre el efecto del COVID-19 en los niños, pero un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) muestra que los jóvenes pueden ser tan vulnerables a contraer y propagar el virus como cualquier otra persona.

Los niños se enferman y pueden transmitir el virus

La mayoría de los niños que dan positivo en la prueba no experimentan síntomas con la misma gravedad que muchos adultos. Otros propagarán el virus sin siquiera saber que lo tienen. Un estudio de Lancet que examinó a más de 500 niños en 21 países encontró que sus síntomas de COVID-19 eran “generalmente leves”, pero, más de la mitad requirieron hospitalización.

Los niños se infectan y corren el riesgo de contraer enfermedades graves. Un tercio de los casos pediátricos de COVID-19 tienen entre 15 y 17 años, según los CDC y los estudios muestran que los niños de 10 años en adelante pueden infectarse al mismo ritmo que los adultos.

Es cierto que los jóvenes son una pequeña parte de los casos positivos, pero, a medida que las escuelas vuelvan a abrir y las actividades se reanuden, se seguirá evaluando la vulnerabilidad de los niños de nuestra nación. Hoy sabemos que los niños menores de 18 años representan menos del 7 por ciento de los casos de Covid-19 en los Estados Unidos y menos del 0,1 por ciento de las muertes. Aún así, aproximadamente seis de cada 100,000 niños en edad escolar son hospitalizados con COVID-19, según los CDC.

Todavía se está estudiando la facilidad con la que los niños transmiten el virus. Los niños menores de cinco años pueden albergar hasta 100 veces la cantidad de virus que portan los adultos, según un estudio publicado en JAMA Pediatrics. Esto significa que, si bien los niños pequeños pueden no experimentar síntomas graves, es probable que contribuyan significativamente a la propagación del virus en toda la comunidad.

Todavía hay preguntas importantes por responder sobre las formas en que este virus afecta a los niños. Los informes de daño cerebral o convulsiones u otras consecuencias para la salud son preocupantes. Hay casos en que los niños que dan positivo para el COVID-19 desarrollan una enfermedad inflamatoria mortal que es similar a la enfermedad de Kawasaki y afecta el corazón y otros múltiples órganos y funciones corporales.

Los síntomas consistentes con la enfermedad de Kawasaki incluyen fiebre alta, erupciones cutáneas, ojos rosados, manos o pies hinchados. Los expertos continúan estudiando los patrones de los niños que padecen la enfermedad, conocida como la Enfermedad Inflamatoria Multisistémica en Niños (MIS-C), en áreas donde ocurren brotes de COVID-19. Según los CDC, ha habido 570 casos confirmados de MIS-C en 40 estados, incluyendo 10 muertes. Casos adicionales están bajo investigación.

Disminuya el riesgo de su hijo

El CDC ofrece estos consejos para proteger a los niños y disminuir el riesgo de sus hijos al administrar la cantidad de tiempo que pasan con los demás. Para los niños pequeños, el CDC ofrece esta evaluación de riesgos:

Mínimo riesgo: No se permiten que jueguen en persona. Los niños se conectan virtualmente (a través de llamadas telefónicas y video chats).

Riesgo medio: Citas de juego poco frecuentes con la misma familia o amigos que también está practicando medidas preventivas diarias. Los niños deben mantener seis pies de distancia entre es durante la cita de juego. Los niños deben jugar al aire libre, si es posible. Los espacios interiores son más arriesgados que los espacios exteriores porqué podría ser más difícil mantener a los niños separados y hay menos ventilación.

Máximo riesgo: Frecuentes citas de juego en espacios interiores con varios amigos o familias que no están practicando medidas preventivas diarias. Los niños no mantienen una distancia de seis pies el uno del otro.

Los expertos continúan aprendiendo más sobre el virus y presentan la imagen más clara posible de los riesgos y cómo podemos prevenir la propagación. Mientras tanto, es fundamental protegerse mutuamente siguiendo las directrices locales y adoptando las normas que sabemos que son efectivas; mantener el distanciamiento social, cubrirse la cara y lavarse las manos bien y con frecuencia.

Leer más sobre Emergencias Médicas

Emergencias Médicas Pediatric Emergency Care Public Education
CHAT NOW
CHAT OFFLINE